OPINIÓN: GRACIAS DIEGO, ETERNO ÍDOLO

Dante Leonangeli / La Fiesta del Fútbol

Gracias. No me sale otra palabra; porque es la tengo que utilizar, la que usará cualquier futbolero de piel para magnificar lo que hiciste con una pelota en los pies.

Gracias. No te voy a juzgar por lo que hiciste con tu vida; de eso que otros se encarguen. Sí te voy a agradecer por dejarme disfrutar tanto de este amado deporte, y con un solo elemento: la pelota.

Gracias. Por defender tanto la camiseta de nuestra selección; por ser el gran capitán, por mostrarle al mundo tu orgullo de ser como uno de nosotros: argentino.

Y ahora caigo y digo: Que caradura que fuimos!!! En algún momento todos quisimos ser Maradona en el potrero y con la pelota que nos reunía en el barrio. Pero la culpa de tener esas ganas de ser Maradona, fue tuya: vos la transmitiste por disfrutar de tu talento.

Queríamos imitarte, y caíamos en el ridículo.

Cuesta entender tu partida. Dolió ya verte frágil en tu última aparición en tu lugar en el mundo; una cancha de fútbol y para homenajearte por tus 60 años.

Defensor de tus compañeros, porque así lo marcan miles de testimonios; defensor del fútbol, de los colores de tu país, ilustre de los napolitanos, espero encuentres esa paz que la vida misma te negó muchas veces.

A la última jugada que te dio la vida, te costó gambetearla, no pudiste tirarle un caño, ni siquiera un sombrerito.

Siempre lo dije: una lágrima la tengo reservada para tu partida. Y así fue; imposible contenerme.

Gracias Diego querido, serás eterno. Hasta siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.