ANDRÉS RANDISI: PATRONATO, EL PADRE GRELLA Y SU LABOR SOLIDARIA EN ANGOLA (AUDIO)

Hay un punto en común entre la lejana Angola y Patronato, que tiene nombre y apellido: Andrés Rafael Randisi.

A este paranaense, integrante de la congregación salesiana, la vida lo llevó a seguir alimentando su corazón solidario a ése país africano; lugar que hace 33 años lo tiene como un habitante más.

Su formación Salesiana lo inspiró a Andrés para seguir ayudando a un pueblo que sufre muchas carencias; pero él, a sus jóvenes 78 años, les continúa brindando cariñó y aportando un gran trabajo de alfabetización.

"Acá no hay rutas asfaltadas; todos caminos de tierra", confió en la extensa y espectacular charla que este hinchas de Patronato tuvo desde África con La Fiesta del Fútbol en la previa de Vélez y el Rojinegro.

Claro, la distancia lo tiene alejado del estadio Grella; pero los medios, internet y alguna otra herramienta de comunicación, le permite instalarse en la realidad de su Rojinegro querido. Porque Andrés Randisi no deja de estar al tanto de su Patronato. "Hay que mejorar la defensa y darle la pelota más a Comas para que encare y le hagan un penal", tiró; porque al padre también le salió en esta nota el futbolero de adentro.

"Me crié con el padre Grella; y mi abuelo -Gioria- fue el albañil que hizo la capilla. Recuerdo que la cancha estaba donde ahora es la escuela", recordó. Y además contó: "Patronato salía campeón, y jugadores e hinchas venían a dedicarle al padre el título. Y él, ya en sus últimos años, salía y les daba la bendición", rememoró.

Y su memoria expuso grandes recuerdos, que describió en esta charla: "Patronato tenia jugadores muy buenos; como Roque Olsen, que era de Sauce de Luna. Un goleador que terminó en Real Madrid. Después Raúl Reula también, que pasó a Independiente; y por el pase vino a jugar a esa cancha Independiente".

Por supuesto que hoy su mayor tiempo lo ocupa su actividad misionera. Y así contó cómo fue su llegada a Angola: "Llegué cuando estaban en guerra; con muchachos con armas en las manos, y les enseñamos que la mejor arma era el trabajo. Y hace 15 años que nos dedicamos a enseñar; y también con el deporte, porque desde el deporte se educa", afirmó.

Su recorrido diario es llegar a las aldeas, donde brindan un trabajo de alfabetización. "La actividad es educativa, de alfabetización en 80 aldeas que tiene nuestra misión. Son 300, 400 personas con aldeas donde estamos para ayudar", indicó Randisi

 

La felicidad de él y los niños angoleños en una sola imagen. (Foto: Andrés Randisi)

ESCUCHÁ LA GRAN NOTA CON ANDRÉS RANDISI DESDE ÁFRICA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.