CONTAGIOS Y UN FALLECIDO EN EL GERIÁTRICO DONDE ESTÁ CARLOS BILARDO

En esta época de la pandemia por el Coronavirus, se sabe que uno de los lugares donde se debe prestar mayor atención en el mundo, es en los geriátricos. En uno de ellos y más precisamente en el barrio porteño de Almagro, se encuentra internado desde hace un largo tiempo, el Doctor Carlos Salvador Bilardo, sin dudas, el técnico más ganador del país a nivel internacional, si sumamos sus títulos como jugador de Estudiantes de La Plata y como Director Técnico, principalmente en la Selección Argentina, donde tiene el honor de poder mostrar un título y un subcampeonato mundial dirigiendo a la albiceleste.

Este gran técnico, que dedicara de una manera obsesiva su vida al fútbol, en el presente juega uno de los partidos más difíciles que le ha tocado enfrentar y es ni nada más ni nada menos que el tratamiento por el el síndrome de Hakim-Adams, la enfermedad neurodegenerativa que padece.

Hoy se supo por su hermano Jorge, que efectuó declaraciones a La Oral deportiva, que en geriátrico donde está internado hubo 8 casos de COVID 19 y lamentablemente un fallecido. Aclaró, que a su hermano le hicieron el test y dio negativo, que él se encuentra bien ya que está en el sexto piso, totalmente independiente del lugar del edificio donde  se dieron los casos, que fueron en el segundo.

Por otra parte, Jorge Bilardo contó  que de lo único que habla Carlos es de fútbol y sobre todo mira partidos viejos, en lugar de los actuales de la Bundesliga, ya que sostiene que los mismos son aburridos. El Doctor, no ve a ningún familiar directo ni amigos, desde que se declaró la cuarentena y solo vía teléfónica tiene contacto con él.-

El Narigón como afectuosamente se lo  llamó desde siempre en el ambiente del fútbol, estuvo realmente muy mal en julio del 2019, debiendo ser internado en el Instituto del Diagnóstico y como contó su hermano en otra parte de la comunicación, "Los doctores nos llamaron para decirnos que Carlos estaba en las últimas, en ese momento entra Pachamé y él le agarró la mano de una manera nunca antes vista. Ahí empezó a repuntar y se estabilizó”, hecho casi milagroso desde el cual mejoró su estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.